sábado, 17 de noviembre de 2007

Una imagen para compartir.



Si alguien ha leído "La Tierra Permanece" (The Earth Abides) de George R. Stewart, podrá darse cuenta de lo fántástica y parecida que resulta esta foto con la novela. ¿De qué manera la naturaleza recobraría sus dominos si el hombre dejase de existir?




lunes, 12 de noviembre de 2007

Artista del día: PAULA REGO

Hace unas semanas me encontré con una de esas coincidencias tan afortunadas. Acababa de llegar a Madrid y cual va siendo mi sorpresa que en uno de los museos más importantes de la ciudad se esta presentando una gran retrospectiva de una pintora de esas que vinieron a definir lo que es la pintura por sí misma, lejos de conceptualidades y largos discursos que provocan dolor de cabeza. Me refiero a Paula Rego.

Perros Callejeros (Los perros de Barcelona)

Nacida en Lisboa, Portugal en 1935 y radicada en Londres desde los 18, estudió en la Slade School of Fine Art, de donde es profesora desde 1983. Miembro destacado del London Group, pertenece a una generación de artistas como David Hockney, R.B. Kitaj, Lucian Freud o Francis Bacon. Su obra es un claro ejemplo de como no es necesario un largo y aburrido discurso que sutente tu trabajo; simplemente las ideas más sencillas, las que estan más cercanas a nosotros y forman parte de nuestra vida pueden crear un vasto imaginario. Eso es Paula Rego, un infinto imaginario que procede de cuentos tradicionales sus experiencias de la infancia en Portugal y la vida bajo el régimen dictatorial de Salazar, así como la vida en pareja y la pérdida de la misma y la influencia de la literatura y el cine. A simple vista sus imágenes y composiciones pueden resultar inocentes pero basta un segundo para percibir que hay un aura pertubadora que rodea a sus cuadros, existe algo más allá.

La Familia

Avestruces de "FANTASÍA" de Disney

Todo esto se conjuga para lograr una pintura con una profunda psicología que a veces resulta imposible descubrir a primera vista. Creo que su pintura es de aquellas que hay que contemplar todas las veces posibles y cada vez que observas encuentras cosas diferentes.

Mujer perro

Blancanieves y su madrastra

Blancanieves se traga la manzana envenenada

Paula a los 13

De mi regreso de España, regreso al blog y del fastidio que siento.

Catedral de Granada

Hace un semana apenas regrese de un viaje a España, un viaje que duró 9 días, pero que resultó toda una experiencia, yo creo que una de esas que te cambian. Me siento feliz por haberme animado a viajar tan lejos sin la compañía de algun conocido. Casi no me la creía cuando llegué al aeropuerto de Madrid -"¡No es posible que esté tan lejos de casa en un pais extraño!"-. Hice un recorrido express por Madrid, Toledo, Mérida, Sevilla, Córdoba, Granada y Barcelona; lo mejor de asunto es que la mayor parte del viaje fue por carretera, pudiendo asi conocer parte del paisaje de la Comundad de Madrid, Extremadura y Andalucía, y bueno, faltó conocer más de Cataluña porque si toda es como Barcelona, debe ser fascinante. Hubo la oportunidad de conocer catedrales, castillos, ciudades medievales, palacios árabes, la obra del Greco, Gaudí y el modernismo catalán y la sorpresa de encontrarme la retrospectiva de Paula Rego en Madrid y tantas cosas que sería difícil ennumerarlas aquí.


Vista de la ciudad de Toledo, antigua capital del Reino de España y tantas veces representada por pintores como El Greco.

Dos obras de Paula Rego, ambas exhibidas en el Centro de Arte Reina Sofía.

El último día experimente una sensación de nostalgia muy grande y caminé como loco por Barcelona para llevarme la mayor cantidad posible de imágenes y recuerdos y llegando al aeropuerto de la Ciudad de México no pude evitar pensar "que horror, la ciudad de nuevo". Y no es que no me guste mi ciudad ni mi país, siendo que yo había dicho que por nada del mundo dejaría de vivir aqui en el D.F., que aún con todos sus problemas me encantaba y me seguía sorprendiendo día a día. Sin embargo, como decía al principio, este viaje fue uno de esos que te cambian y pronto caí en la cuenta que el fastidio y la tristeza que sentía por haber regresado a mi vida de siempre se traducía en un ansia de ser libre, de no estar atado a nada ni a nadie, ni a la familia, ni al trabajo, ni a un hombre ni otras cosas. Acabo de entender que quiero vivir sin ataduras y poder ir y venir a donde me plazca y pintar lo que se me antoje y jamás dejar de ser fiel a mis ideas y a mis creencias.
Siento que ya hay poco que me mantenga unido a mi vida en esta ciudad y tendré que trabajar muy duro para realizar todos los planes que estoy fraguando en éste momento. Lo que si sé es que voy a regresar a España y estaré mucho más que 9 días y de ahí, lo que venga.

El entierro del Conde de Orgaz. El Greco.